3M PELTOR SPORTTAC

3M PELTOR SPORTTAC

El efecto de un disparo de arma larga, como una escopeta o un rifle, es comparable con el que se produce durante 40 horas en un taller o una cadena de montaje (90 dB).

De hecho, el habitual embotamiento o pitido en los oídos tras una jornada de caza, que suele desaparecer en minutos u horas, puede terminar por convertirse en un síntoma permanente.

En este sentido, la pérdida de audición por la exposición al ruido es acumulativa, es decir, cuantas más veces se exponga uno al ruido, mayor será el daño. Afectando la sordera primero a los sonidos agudos y, después, al resto, y cada vez es más grave.

Por ello, los cazadores, con el tiempo, vemos disminuida nuestra capacidad de apreciación e incluso de comprensión al seguir una conversación.

Asimismo, está comprobado que el efecto continuado de los disparos acelera el deterioro auditivo asociado a la edad, por lo que suelen ser los más experimentados quienes sufren mayores problemas.

También se ha constatado que las escopetas semiautomáticas producen disparos con un nivel de presión auditiva ligeramente superior. En este sentido, utilizar dispositivos para reducir el retroceso de los rifles (frenos de boca) puede ser aún más perjudicial. Estos aparatos aumentan considerablemente el sonido emitido en el disparo.

Pero independientemente de la intensidad del ruido, la zona más afectada será la cóclea. Ahí están las células que nos permiten oír (ciliadas), y que son realmente sensibles al efecto de los ruidos intensos. Estas células pueden alterarse transitoriamente por un sonido de alta intensidad, pero su función se suele recuperar, si el ruido es repetitivo, puede producirse una lesión estructural que se transforma en un daño permanente

 

Prevención

 Sólo tenemos que ser muy conscientes de la necesidad de protección. Los económicos tapones de oídos, capuchones de canal y orejeras con almohadillas se encargan de hacer ese trabajo. Pudiéndolos conseguir en cualquier armería o tienda especializada.

Existen en la actualidad en el mercado  protectores de tipo activos, como por ejemplo los tapones, y otros protectores de tipo pasivo en los que se incluye la  amplificación integrada. Estos últimos, los de protectores de tipo activo,  son los que se utilizan normalmente en la caza, pues nos permiten oír  los sonidos del entorno mientras disparamos. Tan importante para la seguridad y nuestra concentración en el monte.

Y es por este motivo por el que aparecen en el mercado las orejeras Peltor SportTac que están diseñadas concretamente para tiradores y cazadores. Estos auriculares proporcionan protección óptima contra decibeles dañinos. Además es posible aumentar o debilitar el volumen de los sonidos a escuchar en nuestro entorno.

Este protector auditivo de alta calidad reconoce los ruidos fuertes y dañinos. El circuito de audio digital reacciona inmediatamente para que el oído no esté expuesto al daño. Los auriculares Peltor son cómodos de llevar puestos durante largas sesiones de exposición debido a las grandes almohadillas y la presión distribuida en las orejas.

Gracias a la función de Nivel de Dependencia usted decide lo que oye y que tan alto lo oye. Con esta función usted puede atenuar el sonido o incluso fortalecerlo. Cuando se aprieta el gatillo del arma, el protector auditivo asegura que se cierre la entrada del sonido automáticamente y así evitar el daño auditivo que produce lesiones irreversibles. Otra característica útil de esta función es que usted puede escuchar los sonidos más débiles del entorno ya que amplifica hasta en 4 veces los sonidos del exterior. Usted oye los sonidos del entorno mejor que cuando no llevan cascos de protección puestos.

 

Características 

-Especialmente desarrollado para cazadores y tiradores.

-Amplifica los sonidos del entorno reduciendo de forma instantánea los ruidos de nivel superior a 82 dB.

-Función de volumen-activo que elimina el chasquido debido al corte abrupto del sonido.

-Posibilidad de conectar a radio de caza.

-Equipado con función de apagado automático.

-Diadema plegable.

-SNR 26 dB

-Carcasas intercambiables que permiten cambiar de color externo de los mismos

 

La opinión de PRISMATICOSDECAZA

Recientemente hemos adquirido estos cascos de protección y podemos asegurar que además de la protección auditiva (lo que es lo más importante), ofrece al cazador la posibilidad de escuchar los sonidos de su entorno mucho más alto y claro, lo que cambiara para siempre nuestras jornadas de espera y montería, son altamente recomendables por no decir increíbles.